consejos-preparar-oposiciones Consejos para preparar oposiciones.

La preparación de unas oposiciones es uno de los restos más complejos y sacrificados del ámbito del estudio. Tras cumplir el objetivo de contar con una carrera universitaria llega el momento de encontrar una salida laboral. Una buena opción es preparar una oposición, aunque puede llegar a ser un itinerario muy duro física y moralmente, por la cantidad de horas de estudio que requiere. Nervios, una alta competencia y muchos meses de preparación son ingredientes de esta carrera en la que una de las primeras cuestiones es saber con claridad a la opción que te presentas: Grupos A, B o C dependiendo de la titulación que tengas. El Grupo A es exclusivo para graduados o licenciados, mientras que las del grupo B admiten candidatos con un título técnico superior. Las del grupo C pueden ser para bachiller (C1) y para estudiantes con la ESO superada (C2).

A la hora de enfrentarte a este sacrificado esfuerzo, ten en cuenta algunos consejos. Tu cerebro es una gran máquina, pero debes conocer sus límites y mimarlo para que puedas obtener de él lo mejor. Para ello debes marcarte un horario fijo de estudio que te permita seguir trabajando, atendiendo a tu familia y teniendo una mínima vida social, para que tus neuronas descansen y no se bloqueen. Es conveniente darte un día semanal de descanso y respetar las pequeñas desconexiones, que debes hacer cada hora y media o dos, para tomar fuerzas de cara a seguir rindiendo.

Aliméntate con la vista puesta en tu dedicación al estudio y no dejes que una merma de tu tiempo disponible para preparar la comida te lleve a abusar de la fast food o de picoteos descontrolados mientras estudias. Los tentempiés de media mañana y media tarde son fundamentales, al igual que la ingesta de al menos dos litros de agua diarios. Y el desayuno adecuado y fuerte también, pues te cargará las pilas para afrontar otro día de estudio.

Sigue el hilo de tu convocatoria a través de foros, administración o compañeros de esfuerzo. Los resúmenes y los mapas mentales son unas extraordinarias herramientas de ayuda asegurándote que los avances son reales y que vas asimilando materia. Un apartado muy importante es la psicotécnica, que chequea las habilidades innatas, más allá de los estudiado. Los test son una inmejorable herramienta para ello. Recuerda que comprender siempre es mejor que memorizar. Igual sucede con los repasos y con las planificaciones para que te dé tiempo a todo, incluidos los retoques de última hora a aquellas materias que tengas menos preparadas.

Categories:

Tags:

No responses yet

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Call Now Button